jueves, 7 de mayo de 2009

La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina

Tiempo atrás había realizado una referencia al primer volumen de la trilogía Millenium, Los hombres que no amaban a las mujeres. Hace un par de meses concluí la lectura de la segunda parte, que me ha enganchado y gustado bastante más que la primera. Si Los hombres que no amaban a las mujeres ya me gustó, imaginen lo que he disfrutado leyendo esta segunda parte.


Sin embargo, he de decir que este disfrute no se debe a la maestría literaria de Stieg Larsson o a que su literatura resulte fascinante y hermosa, sino que a sus escritos crean tal adicción -no hay palabra que mejor defina esto- en mí (y supongo que en resto de lectores y lectoras), que no soy capaz de soltar la novela hasta acabarla por el simple afán de "saber qué va a pasar". Dentro del mundo de la novela negra, esto es algo a valorar y a tener muy cuenta.

Les dejo, pues, la sinopsis, extraída de la web oficial:

"Lisbeth Salander se ha tomado un tiempo: necesita apartarse del foco de atención y salir de Estocolmo. Trata de seguir una férrea disciplina y no contestar a las llamadas ni a los mensajes de Mikael, que no entiende por qué ha desaparecido de su vida sin dar ningún tipo de explicación. Lisbeth se cura las heridas de amor en soledad, aunque intente distraer el desencanto con el estudio de las matemáticas y ciertos placeres en una playa del Caribe.

¿Y Mikael? El gran héroe, Súper Blomkvist, vive buenos momentos en Millennium, con las finanzas de la revista saneadas y reconocimiento profesional por parte de colegas y otros medios. Ahora tiene entre manos un reportaje apasionante sobre el tráfico y la prostitución de mujeres procedentes del Este que le han propuesto una pareja, Dag y Mia.

Las vidas de nuestros dos protagonistas parecen haberse separado por completo, pero entretanto... una muchacha, atada a una cama, soporta un día tras otro las horribles visitas de un ser despreciable y, sin decir palabra, sueña con una cerilla y un bidón de gasolina, con la forma de provocar el fuego que acabe con todo".

Además, añado un link a la web ya mentada para descargar el primer capítulo.

2 comentarios:

Alhana dijo...

Todo el mundo habla de esta serie de libros y yo sigo sin atreverme. No sé por qué, tiene algo que me echa para atrás. Tendré que volver a pensármelo...

Jaume dijo...

Por St. Jordi estuve vendiendo libros y éstos se despacharon a mansalva. A mí no me gustan estos títulos tan largos (¡me recuerdan a las gramáticas del siglo XVIII!), y mucho menos la novela negra, aunque se ve que ésta consigue enganchar hasta a los lectores no habituales del género.

Realmente ¿tiene valor literario esta obra?

Saludos,
Jaume