domingo, 14 de junio de 2009

Amélie Nothomb

En este post escribiré acerca de Amélie Nothomb, una escritora que últimamente me tiene cautivada, hasta el punto de que en apenas dos semanas he ido constantemente a la biblioteca para poder leer todos los libros que ha publicado. ¡Es sencillamente fascinante! Actualmente se considera como una de las mejores escritoras francesas, ya de renombre europeo y mundial.

El componente autobiográfico es importante, por no decir que a menudo resulta fundamental, en las novelas de esta autora. Y es que Nothomb ha tenido una existencia azarosa. Nació en Japón en el año 1967, pero era de origen belga, concretamente de una de Bruselas. Pasó su infancia y adolescencia en Japón (donde su padre ejercía como embajador) y también en China. Esto influyó notablemente en sus textos; algunos de sus libros están, de hecho, ambientados en estos países.


Para Amélie y su modo de escribir hay cantidad de adjetivos; a menudo emplea el humor cáustico, el humor trágico e incluso el humor con tintes filosóficos... Es frecuente que en sus libros un razonamiento complejo y que invite a la reflexión se enmascare en un inocente y gracioso párrafo. Y, por supuesto, esta su faceta provocadora, acompañada de su faceta de crítica a la sociedad o a determinados modos de vida.

No dejen pasar una oportunidad de leer alguno de sus libros. Se trata, en general, de novelas breves e intensas, de esas que se leen sin parar. Les dejo una lista con algunas de sus obras, por si algún día, en su visita a una librería, recuerdan el nombre de la autora o el título de uno de sus libros, y desean comprar alguna de estas geniales novelas. ¡Merecen la pena!

Higiene del asesino Estupor y temblores Diario de golondrina Metafísica de los tubos Biografía del hambre Ácido sulfúrico El sabotaje amoroso Cosmética del enemigo Diccionario de nombres propios Antichrista
Ni de Eva ni de Adán

(1) La imagen, obviamente de Amélie Nothomb, decora la portada de su último libro, Ni de Eva ni de Adán.

6 comentarios:

Alhana dijo...

Creo que Javier (C.I.Caesar) era seguidor de esta autora, si no recuerdo mal. Tengo que renovarme el carné de la biblioteca y echarles un vistazo ;-)

¡Un abrazo!

Ana Trigo dijo...

Y de todas las obras que mencionas, ¿cuál me aconsejas? Un besito!

C I. Caesar dijo...

¡Así es, Alhana! Enamorado ando de las aventurillas de esta mujer. No sé qué tal andan las traducciones al español... pero en francés su humor es insuperable.

Ana, me tomo la libertad de recomendarte «Acide sulfurique» (Ácido sulfúrico). Humor, sarcasmo, reflexiones... no tiene desperdicio.

Supongo que me haré con algún otro libro suyo en estas vacaciones para devorarlo antes de empezar todo de nuevo.

¡Saludetes!

M@riel dijo...

Hola, Alhana:

No quedarás defraudada, te lo aseguro. Un beso.

Hola, Ana:

Como C.I. Caesar, te recomiendo 'Ácido sulfúrico', añadiendo 'Ni de Eva ni de Adán', 'Cosmética del enemigo' y su primera novela, inolvidable, 'Higiene del asesino'. Besos.

Hola, C.I. Caesar:

Yo aprovecharé para releer alguno, sin duda. Debe ser increíble leerlos en su idioma original... quizá en un futuro, con más nivel de inglés...
Besos.

Amelia V. Palacios dijo...

Desde luego es una escritora fascinante.
Yo también estoy enamorada! Desde que leí Estupor y Temblores no he podido dejar de leer sus libros.
Las traducciones son buenas. Y la editorial Anagrama siempre es una garantía. Utiliza a menudo juegos de palabras en francés, imposibles de traducir, pero las notas a pie de página nos ayudan a comprenderlos.
No tiene desperdicio, también yo recomiendo a cualquier que se enganche a un libro y no lo suelte en un par de días!
Un abrazo y feliz año!

juan pedro dijo...

Hace sólo una semana que conozco a la autora -realmente, antes de ello me resultaba una desconocida- y compré "Estupor y temblores" por curiosidad -por el título, vamos-, y me lo leí de una sola vez, porque es genial. Parece mentira que se puedan contar tantas cosas -y de formas distintas- en tan pocas paginas. Luego compré y leí "Antichrista" y también es muy recomendable. Siempre te queda algo al acabar una obra suya, y por eso sigues con otra y otra. Por su culpa, digo que últimamente duermo poco, porque me quedo hasta las tantas leyéndole -son historias buenas para leerlas de una tirada-, pero vale la pena. Espero leer "Ni de Eva ni Adan" -creo que se llama así- donde vuelve a Japón. Muy recomendable, vamos.