jueves, 17 de septiembre de 2009

Nessum Dorma

En algunas entradas anteriores, me referí ya a la relación que la música tiene con el arte poético, poniendo como ejemplo algunas obras barrocas o el premio O Fortuna del maravilloso Carl Orff. Hoy deseo dedicar el artículo a una de las arias para tenor más famosas de la historia, que han interpretado maestros como Pavarotti o Andrea Bocelli.


Se trata del Nessun Dorma, título que significa Que nadie duerma. Aparece en Turandot, la ópera de Puccini estrenada en 1926, concretamente en el acto tercero. A mi juicio, junto a un fragmento del acto segundo, la mejor parte de la ópera en cuestión. El argumento de la obra se basa en leyendas y narraciones ya existentes. De hecho, como anécdota, puedo contarle que cuando contaba unos seis años me regalaron un libro llamado Cuentos del mundo, donde aparece -en versión algo suavizada- la historia de la princesa Turandot.

La protagonista de esta historia es una princesa china muy hermosa, pero al tiempo fría y cruel. Multitud de hombres, la mayor parte de ellos de noble origen, se presentan en palacio para pedir su mano en matrimonio, pero ella impone una condición a quien desee convertirse en su esposo. Exige a cada uno de estos pretendientes que responda a tres complejos enigmas, castigando con la muerte a quien ose desafiarla sin lograr vencerla. La llegada de un nuevo aspirante, un misterioso príncipe extranjero, complica las cosas hasta dar un radical giro al argumento y al comportamiento de la princesa.

A continuación, centrándome ya en el aria que da título a esta entrada, he de incluir la letra traducidad al castellano:

¡Que nadie duerma! ¡Que nadie duerma!
¡También tú, oh Princesa,
en tu fría habitación
miras las estrellas
que tiemblan de amor y de esperanza...!
¡Mas, mi misterio está encerrado en mí,
¡Mi nombre nadie lo sabrá! No, no.
Sobre tu boca lo diré
(Puccini: Sólo cuando la luz brille)
Cuando la luz brille
(Puccini: ¡No, no, sobre tu boca lo dire!)
¡Y mi beso fulminará el silencio
que te hace mía!

Su nombre nadie sabrá...
¡Y nosotras, ay, deberemos, morir, morir!

¡Disípate, oh noche! ¡Tramontad, estrellas! ¡Tramontad, estrellas!
¡Al alba venceré!
¡venceré! ¡venceré!

Y, para concluir, mis dos versiones favoritas, la de Pavarotti y la de Andrea Bocelli:



4 comentarios:

Alhana dijo...

Conozco la música (sé que la ópera está inconclusa) pero no la historia en sí. ¿Cómo termina la princesa Turandot?

M@riel dijo...

Hola, Alhana:
Según la mayor parte de las versiones, este príncipe extranjero en efecto se somete a la prueba de los tres enigmas, que acierta, tras lo cual, ante la reticencia de la princesa a casarse, promete matarse antes del amanecer en caso de que ella adivine su nombre. Finalmente es el propio príncipe quien se lo revela, pero Turandot se enamora de él, de modo que no es ejecutado, ya que, por el contrario, se casa con la deseada princesa.
Un abrazo!

Pai dijo...

este aria seguamente sea la mas famosa de la historia (y gran parte del merito lo tiene pavarotti, que era su tema estrella, y el mundial de futbol, de la que fue himno), y eso que si no me equivoco se escribió para tenor dramatico, lo cual no era luciano. me vas a perdonar, pero tengo debilidad por placido domingo. para mi es la mejor voz de la historia . has oido este tema intrpretado por el? no hay palabras.

http://www.youtube.com/watch?v=2RdJmqLrsbo

El llano Galvín dijo...

Hola M@riel!!
El "Nessum Dorma" se ha convertido en una de las arias más famosas de Puccini y es una maravilla, sin embargo yo siempre he preferido "Non piangere, Liú", otra aria de Turandot soberbia. Aquí te paso un enlace, aunque la conocerás perfectamente:
http://www.youtube.com/watch?v=IMQT9tp-VfA
Muchas gracias por tu post, da alegría encontrar una selección musical tan buena.
Un beso!!!