jueves, 24 de diciembre de 2009

Felicitando las Fiestas con literatura

En estos días tan señalados, es imposible no escribir una entrada, al menos en uno de mis tres blogs, con objeto de felicitar estas Fiestas y desear un muy feliz Año Nuevo a todos mis lectores. No soy dada a 'alterar' de esta manera la habitual temática de mis bitácoras, pero en este caso me parece sencillamente imprescindible.

De todas maneras, como se trata de un blog de literatura, y aprovechando que en pleno 24 de diciembre a una le entra una extraña y pasajera fiebre digna de los Magos, me gustaría dejarles también mi obsequio navideño. Se trata, como posiblemente habrán adivinado, de algo relacionado con el mundo de los libros.


Sería una buena idea -y, de hecho, la he valorado- ofrecerles un pequeño catálogo de las a mí juicio mejores obras publicadas en estas fechas, para que ustedes se decidan a regalar algunas, pero como mi subjetividad no conoce límites, prefiero recomendarles una relación de textos vinculados con el mundo de la Navidad, todos ellos pertenecientes a grandes autores.

Por supuesto, resultaría casi criminal obviar el Cuento de Navidad, de Charles Dickens. Una obra para pequeños y mayores, adaptada innumerables veces al cine, en grandes versiones como la de Disney que personas de varias generaciones han disfrutado o el reciente filme al respecto para el cual prestó Jim Carrey su rostro. Todo un clásico de argumento ciertamente redondo, con un sinnúmero de mensajes. Le acompañan otros relatos de tema navideño, dentro de Canción de Navidad.

Hans Christian Andersen es otro de esos grandes autores con los que, en mayor o menor medida, todos hemos crecido o vivido una etapa de nuestra infancia. Muchos de sus relatos se han convertido ya en clásicos dentro de la literatura popular. La vendedora de fósforos es un excelente cuento que pueden ustedes leer -o narrar- a su hijos, sobrinos, nietos y ese largo etcétera de pequeños familiares. Se deduce con facilidad un hermoso y sencillo mensaje. No se olviden, dentro de la obra de este autor, de su otro relato, El abeto. Para los más pequeños no se olviden, igualmente, de Enid Blyton.

Grandes literatos como Emilia Pardo Bazán o Fiodor Dostovesky redactaron también hermosos cuentos navideños que debo recomendarles: Cuentos de Navidad y Reyes y El árbol de Navidad, respectivamente. Tolkien, con Las cartas de Papá Noel o Michael Ende, con El ponche mágico, igualmente inolvidables, autores eternos dentro del mundo de la literatura.

¿Les apetece saber un poco más? ¿Quizá encontrar algún relato navideño que narrar? ¿O una novela que haga pensar? ¿O, y esto también es posible, descubrir qué escribieron acerca de este tema grandes de la literatura como Azorín? No puedo menos que recomendarles una visita a este enlace.

3 comentarios:

Alhana dijo...

Mi cuento preferido de temática navideña siempre fue La pequeña vendedora de fósforos, cómo me hacía llorar. Todos los 31 de diciembre pienso en ella.

Te deseo que pases una muy feliz Navidad. Un abrazo.

Ana Trigo dijo...

Mariel, cada vez escribes mejor, ¡Felicidades! Me encantan todas y cada una de las propuestas que nos has sugerido y me permito añadir una nueva que descubrí hace unos días y me he "autoregalado": Cuentos de Fantasmas de Charles Dickens, en una nueva edición recién traducida, realmente entrañable para regalar y disfrutar en estos días. ¡Felices Fiestas para tí también!

Orion dijo...

Muy bueno!!!